¿Es posible devolver martillos?

No, no puedes. No tengo solución. No puedo hacer que no compres otro mazo. Por lo tanto, aquí está mi solución, espero que lo encuentre útil.

Los martillos deben estar hechos de acero, no de madera, porque los martillos de madera, que tienen la ventaja de ser ligeros y fáciles de manejar, son más duraderos y no se agrietan. Pero te recomiendo que tomes algunos de los materiales que necesitarás y que los cortes en trozos más pequeños. Por ejemplo, la madera que usé para este mazo es un trozo del árbol Trifoli, que es una variedad italiana de pino. Si cortas toda esa pieza de madera y la usas como la madera del mazo, tendrás una pieza que pesa unos 30 gramos y podrás manejar un solo mazo. Es una buena idea hacer una pieza para el propósito principal de su mazo. Por ejemplo, puede hacer una pieza de acero de este árbol para un mazo. Los mejores materiales para esto son el aluminio, que es el metal más común en la naturaleza, y el acero. El aluminio se volverá lo suficientemente fuerte y fuerte como para soportar los golpes del martillo, mientras que el acero será capaz de soportar el impacto del mazo. Si desea obtener más información sobre cómo hacer acero para mazo, visite el blog.

Para este mazo, decidí usar mi tipo favorito de aluminio, titanio. Para una pieza de metal para un mazo, debe elegir un material que sea fuerte y confiable. El titanio es muy fuerte y es muy bueno para recibir muchos golpes. Pero, no es muy confiable y por lo que no es el mejor material para usar. Por eso elegí usar aluminio. El aluminio es extremadamente fuerte, es muy estable y tiene una durabilidad mucho mejor que el titanio. Sin embargo, debido a su debilidad, no resistirá todo tipo de abusos. Elegí aluminio porque es ligero, muy fuerte y es fácil de trabajar.

El aluminio también es un material muy fuerte. ¿Qué puedo hacer con los martillos? Es lo suficientemente fuerte como para manejar una gran cantidad de castigo. El material se puede doblar por la mitad, de modo que toda la superficie del aluminio se mantiene unida sólo por el espesor de su superficie. Por lo tanto, cuando se utiliza un martillo con asas de aluminio, las asas no tienen que ser tan fuertes como el martillo en sí. El aluminio también es extremadamente fácil de mecanizar, así como fácil de montar y desmontar. Además, debido a su ligereza, el aluminio se puede pintar o recubrir. Esto se hace a través del uso del pulido de metal y la pintura. El material es muy fuerte, lo que lo hace ideal para la construcción de un mazo. Sin embargo, ya que es tan fácil de usar, el mazo que más me gusta es el "Martillo de trineo", que tiene un doble borde. Esto será significativo en comparación con mazo comprar Por esta razón, puede construir fácilmente uno de estos martillos con un solo martillo de trineo y un poco de aluminio. El aluminio también tiene una alta relación resistencia-peso.

Lo más importante que debo entender sobre el mazo que estoy usando es que está hecho de una sola pieza de metal, que tiene que ser cortada en partes. Así que, primero, tuve que averiguar cómo podía hacer este mazo. Mi idea era tomar un pedazo de metal con una longitud muy corta (alrededor de 6 cm) y cortar la pieza en una pieza larga, para que se pudiera utilizar un martillo muy pesado.